Como arreglar o cambiar la cerradura del buzón.

En este caso vamos a ver como cambiar la cerradura de un buzón, bien porque se ha averiado o porque hemos perdido las llaves y necesitamos tener el buzón operativo para recibir nuestra correspondencia. Cabe destacar que las cerraduras de los buzones no se reparan más allá de la lubricación de la cerradura, que puede evitar o solucionar algún pequeño atasco puntual.

Cambiar la cerradura de un buzón es una tarea sencilla que no nos llevará mucho más que unos pocos minutos, las herramientas necesarias son:

  • Un taladro con una broca fina de metal.
  • Una llave inglesa.
  • Un destornillador de estrella.

Antes de empezar, conviene conocer las partes de una cerradura de un buzón, así podremos identificarlas a la hora de  manipularlas y desmontarlas.

La operativa para la sustitución de la batería es la siguiente:

  1. El primer paso es abrir la cerradura, como se supone que no tenemos la llave o que esta no funciona, el unico modo que tenemos es «reventar» la cerradura, para ello utilizaremos el taladro con la broca fina de metal, introduciremos la broca por la cerradura hasta que esta salte y se abra.
    Ahora, provistos de la llave inglesa desenrroscaremos la tuerca interior de la cerradura, con el fín de liberarla de su ubicación. Cuando esté suelta, ejerciendo una leve presión hacia fuera la cerradura saldra de su sitio.
  2. Ahora debemos acudir a una ferretería a comprar una cerradura similar, conviene llevara para comparar, porque la forma y largura de la pestaña o leva (la parte que gira y bloquea la puerta) debe ser similar a la de la cerradura vieja para que haga bien su función. Las cerraduras más comunes suelen ser:
    1. Cerradura de leva recta.
    2. Cerradura de leva curva.
    3. Cerradura de leva con gancho
  3. La nueva cerradura vendrá con la tuerca puesta, la desenroscamos para realizar la operación inversa, la meteremos de fuera hacia dentro, dejando por dentro la pestaña de cierre. Si nos cuesta realizar el giro de la pieza competa podemos soltar la pestaña o leva, que suele ir fijada con un tornillo de estrella.
  4. Una vez colocada en su sitio procedemos a enroscar la tuerca con la llave inglesa, si habíamos soltado la pestaña o leva ahora es el momento de volver a colocarlo con el destornillador
  5. Solo nos queda probarla y comprobar que abre y cierra correctamente la puerta del buzón.

Si tiene algún problema solicite la asistencia de un cerrajero cualificado o de un servicio de cerrajería próximo a su domicilio, ellos podrán asesorarle y asistirle en cualquier proceso de cambio de cerradura de su buzón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *