LLave que gira pero no abre la puerta.

Una de las consultas frecuentes en problemas de cerrajeria es sobre cerraduras en las que la llave gira pero no abre la puerta. Da igual las vueltas que se le de, la cerradura, que suele girar de una manera más suelta, no abrirá el cerrojo con lo que la puerta pemanecerá cerrada.

Este problema es tan claro como contundente su motivo: la cerradura se ha averiado, y o bien su mecanismo interno no mueve la leva o la leva se ha partido y no hace su función.

En estas circunstancias la única solución posible es cambiar la cerradura o el bombin de la cerradura (si nos lo permite), ya que las cerraduras normalmente no se reparan en su mecanismo interno.

Dependiendo del tipo de bombín y cerradura es una operación que podremos realizar nosotros mismos, aunque, si la tarea reviste complejidad (por el tipo de cerradura o su colocación), deberemos ponernos en contacto con un cerrajero profesional que realice el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *